Castores


Gran Castora, cuida la colonia
Gran Castora, cuida la colonia

¡Compartir!

¿Quienes son?

La Colonia de Castores comprende a los niños de 5 a 8 años. Es la edad de la máxima ilusión por descubrirlo todo.

Es la primera vez que salen de casa y comienzan a acercarse a los demás. Contemplan con curiosidad todo lo que les rodea, desarrollando la creatividad.


 

En la Colonia, los niños y niñas aprenden a vivir en grupo y a participar activamente de las actividades junto a otros de su misma edad. El lema “Compartir” fomenta la igualdad y la solidaridad entre ellos.

A través de juegos y canciones van desarrollando rutinas y haciéndose responsables de sus acciones. El juego desarrolla la imaginación y la pone al alcance del adulto para hablar así el lenguaje del niño y educarle en diferentes áreas y responsabilidades.

En esta edad es fundamental que vayan adquiriendo responsabilidades, tanto personales como colectivas. Desde la adquisición de hábitos de higiene corporal, hasta los conceptos de que “cada cosa tiene su sitio” o que todos debemos ayudar a recoger después de una actividad.

Los castores se van haciendo así personitas más autónomas, capaces de resolver situaciones y adquiriendo capacidades que les acompañarán el resto de su vida infantil, juvenil y adulta.

Con las excursiones, campamentos y visitas educativas se consigue que el niño vaya poco a poco descubriendo el mundo que lo rodea, compartiendo esas experiencias no solo con los adultos sino con otros de su misma edad, y desarrollando interés temprano en áreas que le gustan.

Objetivos

  • Contribuir a que el castor desarrolle un sentido positivo de sí mismo y autonomía suficiente para valerse en el desarrollo de la vida cotidiana y de la Sección, conforme a las posibilidades personales, empleando las propias aptitudes, aceptando las limitaciones y apoyándose en los Educadores Scouts o scouters para resolver las necesidades en las que encuentra especial dificultad.
  • Mostrar una actitud positiva de conocimiento, cuidado e higiene hacia el propio cuerpo desarrollando un conocimiento, coordinación y expresión del mismo en función de sus posibilidades
  • Fomentar su educación en valores.
  • Concienciarles sobre la importancia de su participación para la conservación del medio ambiente.
  • Relacionarse de forma constructiva con la familia, con los adultos más próximos y con los iguales, respondiendo con actitudes positivas de cooperación y participación, aceptando las orientaciones de los adultos.
  • Adquirir destrezas y habilidades que posibiliten un desenvolvimiento adecuado en su entorno natural.
  • Iniciarse en el uso responsable de los productos de consumo y las nuevas tecnologías.
  • Aprender conceptos, habilidades y técnicas scouts adaptadas a sus posibilidades y etapa.

Áreas de trabajo

  • Vida en la Sección
  • Educación para la paz y el desarrollo
  • Educación para la salud
  • Educación para la igualdad de oportunidades, la integración y la inserción laboral de los jóvenes
  • Educación ambiental
  • Técnicas Scout
  • Educación en el consumo responsable y uso adecuado de TIC.